Conoce 5 herramientas para implementar la gestión de control de calidad

Cuando eres parte de una empresa de producción, es importante que todos los procesos se realicen de la mejor manera posible, porque es la única garantía de cumplir las metas propuestas.

Mantener una producción impecable puede requerir ayuda, en especial si el proceso de producción actual presenta fallas que impiden el alcance de la meta, es por ello que surgen las herramientas que permiten evaluar las fallas y poder tomar las acciones correctivas.

Diagramas causa-efecto

Al considerar el principio físico que señala que toda acción genera una reacción, al percibir alguna inconformidad en un determinado proceso, es posible aplicar un diagrama causa-efecto, podrás conocer cada factor que influye en él.

Lo primero es elegir aquella característica que deseas evaluar, luego sigue trazar una flecha horizontal que señale de izquierda a derecha, lo que va a funcionar como representación del proceso.

Luego se trazan flechas diagonales con sentido a la flecha principal, cada flecha mostrará los factores que incluyen en el proceso. Luego se comienzan a señalar más ramas que indiquen los factores que influyen en las variaciones del proceso.

Al apreciar el proceso de una manera detallada, es más fácil poder detectar aquel factor que requiere ser optimizado, con la finalidad de obtener los mejores resultados.

Planillas de inspección

Estas facilitan el proceso de recolección y registro de información, son ideales para complementar un estudio estadístico previo, y con la información estadística obtenida, podrás diseñar una planilla de inspección que te permitirá evaluar resultados y tendencias.

A medida que registras los resultados de tus observaciones, apreciarás la tendencia de las mediciones, y así poder evaluar la cantidad del producto que en realidad cumple con las especificaciones indicadas.

Esta herramienta también es de utilidad para el cerrajero, porque permite detectar las deficiencias o debilidades que presenta el inmueble, para que él pueda diseñar un plan que fortalezca éstos espacios.

Gráficos de control

Estos consisten en diagramas en los que se registran los valores de esa característica de calidad que estás evaluando. Vale destacar que los datos deben ser registrados mientras se ejecuta el proceso.

Necesitas un gráfico control que indicará los límites superior e inferior del histórico. Cuando estás evaluando un proceso de producción, comienzas a tomar nota de los datos, y estos deben variar, pero siempre respetando los límites de control.

En caso de que alguna medición esté fuera de éste rango, significa que el proceso debe ser evaluado de una manera más profunda, porque existe un problema en él.

Diagramas de flujo

Estos son una representación gráfica de un determinado procedimiento, en este caso de todos los pasos requeridos en un proceso de producción específico, esto incluye las operaciones, decisiones y cualquier otro evento que pertenezca al proceso.

Esta herramienta permite apreciar de una manera simple todo el proceso y así poder evaluar cada característica que va a medir la calidad.

Diagrama de Pareto

Este permite representar una serie de datos en base a la frecuencia en la que se presentan, y su finalidad es la de detectar prioridades, por lo que es perfecto para analizar los defectos más frecuentes en un proceso.

Luego, se hace la evaluación durante el proceso en vivo, y se cuantifica la frecuencia de cada defecto o inconformidad, para definir las correcciones que se deben realizar, en función a la importancia.