Impresionantes avances en robótica

El mundo de la robótica no deja de sorprender, constantemente avanza y se expande, tanto en la realidad como en la ficción. El ser humano ha estado fascinado con los robots, como R2-D2, 3PO, Optimus Prime, incluso WALL-E.

Estos conceptos humanoides demasiado exagerados de robots suelen parecer una caricatura de lo real… ¿o son más progresistas de lo que pensamos?

Pero, ¿qué es la robótica en realidad?

La robótica es un sector interdisciplinario donde se mezclan la ciencia, la ingeniería y la tecnología que se dedica al diseño, construcción y uso de robots mecánicos, los cuales sustituyen o replican las acciones humanas.

El avance de la tecnología es de gran ayuda en muchas áreas, por ejemplo el cerrajero te puede dar a conocer gran variedad de cerraduras digitales y domótica para optimizar tu seguridad, pero la robótica es algo de otro nivel.

Los avances de la robótica en los últimos años

A medida que avanza la tecnología, también lo hace el alcance de la robótica. En el año 2005, el 90% de todos los robots se podían encontrar ensamblando automóviles en fábricas de automóviles. Estos robots, que siguen haciendo su trabajo, consisten principalmente en brazos mecánicos encargados de soldar o atornillar ciertas partes de un automóvil.

En 2019 vimos que el mundo de la robótica continuaba expandiéndose e interrumpiendo nuevos mercados más allá del mundo de la fabricación y la cadena de suministro / logística, ya que los robots demostraron su valía para ayudar a abordar la escasez de mano de obra y asumir tareas peligrosas.

Pero incluso, dentro de los campos tradicionales, los avances en inteligencia artificial y software ayudaron a los robots a realizar nuevas tareas, trabajando junto a los trabajadores humanos de manera más colaborativa que antes.

Los robots están ganando capacidades intelectuales y mecánicas, que nos acercan a la posibilidad de una máquina similar a R2-D2 fuera del alcance en el futuro.

Tipos de robots

Los robots vienen en distintos tipos formas y tamaños, de acuerdo al trabajo que ejecutarán y estos están en constante mejoramiento y evolución.

Robots pre programados. Operan en un entorno controlado donde realizan tareas simples y monótonas, como los brazos mecánicos en la línea de ensamblaje de una fábrica.

Robots humanoides. Se parecen o imitan el comportamiento humano. Estos robots suelen realizar actividades similares a las de los humanos, correr, saltar y transportar objetos, y a veces están diseñados para parecerse a nosotros, incluso con rostros y expresiones humanas, por ejemplo Sophia de Hanson Robotics.

Robots Autónomos. Están diseñados para realizar tareas en entornos abiertos que no requieren supervisión humana. Un ejemplo de robot autónomo sería la aspiradora Roomba, que utiliza sensores para recorrer libremente una casa.

Robots Teleoperados. Son robots mecánicos controlados por humanos y funcionan en condiciones geográficas extremas, clima y circunstancias difíciles.

Un ejemplo de ellos son los robots submarinos controlados por humanos empleados para reparar fugas de tuberías submarinas durante el derrame de petróleo de BP o los drones que detectan minas terrestres en un campo de batalla.

La industria de la robótica todavía es relativamente joven, pero ya ha hecho grandes avances y sigue avanzando a diario, con nuevos diseños y aplicaciones. Desde las profundidades más profundas de nuestros océanos hasta las alturas más altas del espacio exterior, se puede encontrar robots que realizan tareas que los humanos no podían soñar.